img_21_05_

Mediante la alianza entre la Fundación Empresarios por la Educación y el Ministerio de Educación Nacional, se desarrolló en la ciudad de Pereira, el primer taller de pertinencia de la educación superior, con el sector empresarial de la región. Al evento asistieron entidades como Frisby, Comfamiliar Risaralda, Accedo, Andi Risaralda-Quindío, Universidad EAFIT, ACOPI, Audicont, el Instituto Tecnológico de Dosquebradas, la Comisión Regional de Competitividad, entre otros actores, quienes participaron de forma activa en el taller propuesto por el MEN para conocer el concepto de pertinencia de la educación superior desde la experiencia de los empresarios y definir propuestas que enriquezcan las orientaciones desde el nivel nacional.

Esta apuesta hace parte de un proceso de movilización social y empresarial sobre la educación superior para entender desde este nivel del sistema, cómo se pueden generar estrategias para hacer de la pertinencia educativa una realidad activa en las regiones. Algunos de los resultados del taller:

  • Se hace necesaria la gestión de actores y movilizaciones permanentes que articulen empresa, universidad y Estado para posibilitar un proyecto de nación en donde la educación cumpla un rol fundamental desde la formación, la práctica y las oportunidades laborales en diversos sectores de desarrollo económico.
  • Es importante la revisión de las metodologías y los procesos de enseñanza, en los cuales el docente es un actor clave para actuar como motivador, promotor y gestor de conocimientos teórico-prácticos íntimamente ligados con las necesidades del contexto (en dimensiones sociales, políticas, económicas, culturales y de investigación)
  • La pertinencia de la educación superior obedece a las particularidades de cada región y estás deben ser los insumos para el diseño de la oferta de programas.
  • La formación del ser docente, el bilingüismo y la dimensión ética (recuperación de valores) son otras dimensiones que se aportan desde la mirada empresarial en Pereira, como líneas de acción, de una pertinencia en educación superior que aborde realmente las necesidades de contexto.
  • Una dimensión propuesta en la mesa de trabajo fue la dimensión pedagógica la cual se resume en la actualización de la oferta de programas donde se tenga en cuenta que la teoría debe llevarse a la práctica, el docente debe estar actualizado y tener relación directa con las áreas de conocimiento que orienta (no sólo de forma técnica, sino también vivencial), la educación debe responder a las expectativas, ritmos y anhelos de los estudiantes.

El taller tuvo una excelente acogida entre sus asistentes, dando un balance positivo y reclamando más espacios de este tipo con miras de aportar a la educación desde todos los actores. Vale la pena decir que el sector empresarial de Risaralda evidencia una vocación hacia la responsabilidad social educativa y su interés está en cualificar su sistema educativo para ofrecer mejores oportunidades, pueden citarse los ejemplos de los programas Rectores Líderes Transformadores y Ser Más Maestro, como herramientas de inversión privada en educación que coadyuvan a los entes territoriales para mejorar en calidad, pertinencia y gestión escolar en la región.