La condecoración entregada por el gremio se debe a la labor que por 40 años ha realizado Liliana Restrepo junto a su esposo Alfredo Hoyos Mazuera en la consolidación de Frisby, y la labor social que han impulsado con la empresa en la ciudad de Pereira.

Este 2017 trajo consigo la celebración de los 40 años de fundación y operaciones, por ello la Cámara de Comercio le otorgó la medalla ‘Honor al Mérito Empresarial’ a Liliana Restrepo, quien en arduo trabajo al lado de su esposo Alfredo Hoyos, convirtieron a Frisby en una de las compañías más importantes de Colombia.

Restrepo ha tenido un papel fundamental en la organización, pues no sólo busca el éxito comercial, sino que ha procurado por la construcción de riqueza humana en sus colaboradores, para lo cual creó la Fundación Frisby y el colegio Instituto Tecnológico de Dosquebradas.

Historia 

Liliana y Alfredo fundaron  en 1977 la empresa Frisby que hoy por hoy cuenta con más de 3.500 empleados, 240 puntos de venta en el país y espera llegar a 350 en los próximos años. Genera 3.700 empleos directos y tiene ingresos proyectados al final de este año por $ 350.000 millones.
Pero su fuerte ha sido la gestión social y con ello la creación de la Fundación Frisby y del Instituto Tecnológico de Dosquebradas, este último fundado hace 30 años. El colegio ha graduado 17 promociones con fundamento en valores y enfoque en tecnología de alimentos y administración de empresas agroindustriales.
A lo anterior se le suma la apertura hace 11 años de la Escuela de Biodanza, y su representación como directora del capítulo Risaralda de Empresarios por la Educación.
“He vivido mi vida intensamente cada día, como si fuera el último, creo que el vivir la vida es ya, es un presente. Por eso es un regalo, yo siento que he vivido coherente con mi corazón. Siempre disfrutando, agradeciendo muchísimo. He sido muy bendecida, tengo un hogar maravilloso, con mi esposo hemos compartido la vida desde hace 44 años”, expresó Liliana Restrepo.

Colegio en Dosquebradas  

El colegio Instituto Tecnológico de Dosquebradas empezó en una casa comprada y en el galpón de gallinas se construyó la primera aula y se llevaron los primeros niños, hoy en día el colegio cuenta con 520 alumnos.
“Para mí los niños y los jóvenes que atendemos en la institución son la obra central de la fundación y lo que hemos podido hacer en el desarrollo interior de los jóvenes, los padres y los maestros ha estado más enfocada en el desarrollo del ser, en instalar valores, fomentar las buenas prácticas de convivencia y verlo reflejado en los graduandos me ha dado una gran satisfacción, esa labor ha sido fructífera y positiva”, manifestó Restrepo.

Escuela de Biodanza
Es una propuesta de desarrollo humano que se basa en música, movimiento y encuentro en grupo. El movimiento tiene el objetivo de lograr a nivel físico la integración motora y también afectivo motora, es vivir el presente. Las personas tienen mucho desarrollo de la razón, de lo intelectual y lo cognitivo, pero el cuerpo que es el instrumento de comunicación y con el que se desplazan no lo desarrollan ni le sacan tanto provecho.
Lo que busca biodanza es lograra tener coherencia entre lo que se piensa, dice, siente y hace. Es un camino hacia una integración consigo mismo, con los demás y con la naturaleza.
Según Restrepo aún quedan sueños por cumplir entre los que se encuentra “desarrollar un programa de formación en el ser para educadores públicos y privados. En nuestro quehacer en las empresas del grupo siempre ha habido el propósito de desarrollar el ser y la conciencia de las personas. Tenemos un lema que quien quiera ser tocado para que sean más felices y mejores seres humanos”.

“Todo esto me ha servido en mi quehacer profesional porque uno en las empresas necesita que la gente trabaje bien, en armonía, en colaboración, con respeto”.

Liliana Restrepo.

Otros reconocimientos

En el marco de esta celebración de los 40 años llevada a cabo en Expofuturo, la Gobernación de Risaralda, en cabeza de Sigifredo Salazar, entregó la Placa Mérito Empresarial a Frisby.

La Alcaldía de Pereira entregó una resolución y medalla Orden Cruz de los Fundadores en el grado de Caballero a Alfredo Hoyos Mazuera, fundador de Frisby y a Liliana Restrepo Arenas, cofundadora, exaltando su importante gestión y liderazgo a nivel regional, nacional e internacional.

A su vez representantes de Postobón hicieron entrega de una placa de reconocimiento a los fundadores de Frisby.

Artículo tomado de El Diario.com.co