No tienen currículo, ni horarios, ni asignaturas, ni profesores, tampoco exigen títulos anteriores, ni los otorgan, el conocimiento no es entendido como disciplinas aisladas y además son gratuitas……

Por: Erwin Fabian Garcia Lopez

No tienen currículo, ni horarios, ni asignaturas, ni profesores, tampoco exigen títulos anteriores, ni los otorgan, el conocimiento no es entendido como disciplinas aisladas y además son gratuitas. La lectura y escritura académica formal no se considera relevante, ni es requisito para avanzar en el proceso de aprendizaje, no hay segregación etaria, las personas se relacionan permanentemente de manera intergeneracional, se aprende resolviendo asuntos concretos y reales de la vida, el conocimiento se construye de forma interdisciplinar y transdisciplinar, la vinculación al trabajo remunerado sucede desde el principio del proceso de ingreso a la universidad, el aprendizaje está basado en verdaderas motivaciones intrínsecas de las personas participantes, la evaluación resulta de los procesos y resultados verificables en la solución a temas concretos que realmente necesitan las personas y organizaciones.  La autoridad no se impone, se construye mediante el proceso cotidiano de validación del saber y la experiencia de las personas involucradas. Prima la autoorganización del aprendizaje y la educación autodirigida.

Desde hace varios años investigamos sobre las características de este tipo de universidades. Ahora que se incrementa el interés por discutir públicamente sobre la pertinencia de las universidades en Colombia, estimulada en parte por el decrecimiento rápido de la matrícula y los mensajes cada vez más claros del mercado laboral y las corporaciones empresariales sobre la obsolescencia de los títulos universitarios, es relevante estudiar los procesos de estas universidades que lo están haciendo verdaderamente diferente.

S 42 y la Universidad de la Tierra, iniciaron en Paris y Oaxaca respectivamente, y si bien tienen propósitos filosóficos y políticos muy diferentes, es pertinente analizar las características más o menos comunes.

Las personas creadoras de estas Universidades saben que los currículos no son necesarios, la educación dirigida mediante rígidos planes de estudio es obsoleta, los contenidos predeterminados aislados de las situaciones reales de la vida no son la motivación necesaria para el aprendizaje efectivo. Coinciden en que la escolaridad obligatoria preescolar, básica y secundaria afecta negativamente y hasta destruye el entusiasmo y la creatividad de los seres humanos.

Los jóvenes, hombres y mujeres, que van a estas dos universidades lo hacen por real voluntad propia, la mayoría de ellos han desistido de la escolaridad obligatoria en la educación media o antes, o incluso son parte de procesos de aprendizaje libre sin escolaridad desde su nacimiento. Para iniciar el proceso no se exige titulaciones previas, ni pruebas estandarizadas, solo las ganas de querer aprender. Tampoco expiden títulos, porque saben de la obsolescencia de estos.

Estos procesos universitarios han asumido como uno de sus ejes fundamentales que los seres humanos aprendemos de lo importante solo si está verdaderamente relacionado con nuestras motivaciones intrínsecas y si lo que se está tratando de aprender sirve para entender y resolver asuntos reales y relevantes de la vida presente, de lo concreto que afecta realmente a los seres humanos involucrados de manera directa en el proceso de aprendizaje.

Saben que los títulos de la secundaria y universitarios no garantizan a sus poseedores el conocimiento que anuncian, por el contrario pueden ser indicio que han recorrido un largo proceso de daño a sus capacidades de iniciativa, creatividad, entusiasmo y autonomía. Características indispensables para aprender las habilidades y competencias que son necesarias con el propósito de contribuir efectivamente en diversos tipos de organizaciones.

Aprenden haciendo, trabajando sobre temas y problemas reales desde el primer día de ingreso a la universidad. Desecharon la enseñanza escindida de la teoría y la práctica, consideran que la mejor teoría es la que permite avanzar inmediatamente en la acción concreta que posibilita la experiencia, para así lograr el aprendizaje efectivo que permite la satisfacción inmediata al sentir que se atienden y resuelven asuntos de la vida real.

No hay personas únicas que enseñan porque son las que supuestamente saben todo lo necesario, es decir no hay profesores convencionales como sigue sucediendo en la mayoría de las universidades, donde son esas autoridades incuestionables las que ordenan a todos los otros lo que se tiene que aprender. Los títulos de PhD y simulares no establecen la autoridad y jerarquías. En estas universidades consideran que todos los involucrados mayores y menores pueden enseñar y aprender al mismo tiempo, lo hacen de manera colectiva y colaborativa, se relacionan permanentemente de forma intergeneracional. Se promueve la discusión continua sobre cuáles son los contenidos verdaderamente necesarios para el aprendizaje que permitan resolver los problemas sobre los que se trabaja, no se guían por programas de cursos atemporales que se repiten decenas de veces en la mayoría de universidades. La autoridad se construye mediante el proceso cotidiano de validación del saber y la experiencia de las personas involucradas. Por lo tanto no hay estructuras burocráticas que atornillan de manera permanente a los llamados profesores.

El aprendizaje sucede en múltiples momentos y lugares, los horarios no delimitan los tiempos del proceso, los espacios físicos y contextos son diversos, los salones de clase son lugares marginales, existen otros muy diferentes espacios de encuentro para esas dinámicas de aprendizaje colectivo y colaborativo, dentro y fuera de las instalaciones de esas universidades.

Han eliminado las asignaturas como guía del aprendizaje, renuncian a reproducir la enseñanza de las disciplinas como islas que rivalizan entre unas y otras, estos procesos exigen construcción del conocimiento interdisciplinar y transdisciplinar de manera permanente. Todos los temas, problemas o proyectos que se trabajan, requieren simultáneamente de aprendizaje de variados conocimientos, técnicas, artes, tecnologías y saberes. Se involucra de manera continua a diversas personas para que contribuyan con sus experiencias y conocimientos al rápido aprendizaje y desarrollo de los proyectos que se realizan.

La lectura y la escritura formal convencional no son los medios principales para reproducir y validar el conocimiento pertinente en estas universidades. La autoría de artículos científicos o libros publicados no son los que determinan la calidad de los trabajos o de las personas involucradas. Se recurren a diversos medios de búsqueda y divulgación del conocimiento: las herramientas digitales, las redes sociales, los medios de comunicación verdaderamente alternativos, también las técnicas artesanales y sobre todo se revaloriza la comunicación oral, la conversación diversa y permanente como medio fundamental para el aprendizaje colectivo colaborativo.

Son gratuitas, no se financian con los pagos de los estudiantes, por el contrario desde el inicio del proceso las personas empiezan a recibir recursos y pagos por los proyectos a los que están vinculados. Estos proyectos tienen relación directa con diversas organizaciones que contribuyen en la financiación de estas universidades. La tasa de vinculación al trabajo remunerado de estudiantes y egresados es de alrededor del 100% en todos sus énfasis de formación.

Se promueve la autoorganización del aprendizaje y la educación autodirigida. Cada una de las personas involucradas tiene autonomía para orientar los énfasis de su aprendizaje, su agenda particular de motivaciones e intereses incide de manera real y continua en el proceso, la dinámica colectiva puede ser transformada constantemente por las interacciones que se dan, no existe una dirección a cargo de una persona específica, mucho menos de manera permanente.

También hay grandes diferencias filosóficas y políticas entre estas dos universidades. S 42 promueve la competencia exacerbada y la exclusión en el proceso de aprendizaje, considera necesario seleccionar a los más capaces, los estudiantes y otras personas involucradas que no tengan las condiciones para responder a la velocidad y exigencia de las corporaciones empresariales que financian los proyectos de aprendizaje no pueden continuar. Ya circulan reportes donde se informa de niveles de “autoexigencía” de estudiantes y otras personas vinculadas a esta universidad que están generando daños en su salud física y mental, se menciona de crecientes grados de consumo de sustancias que impiden dormir para lograr mantener sin interrumpir ritmos de trabajo continuos de 48 horas y más.

Por el contrario, la Universidad de la Tierra considera que el aprendizaje es un proceso permanente de acciones comunitarias, sociales, cooperativas y solidarias, que exigen incluir a todas las personas interesadas en estas perspectivas del conocimiento, explora de manera permanente medios para evitar la competencia, la no exclusión, sus proyectos son con organizaciones indígenas, campesinas y sociales, con artesanos, con pequeños productores. Consideran que el propósito principal de la universidad es aportar al buen vivir dentro la perspectiva filosófica de los pueblos originarios. Tiene como propósito hacer resistencia y disidencia a la cultura capitalista hegemónica.

S 42 se replica ya en 12 países, Unitierra en 8, las dos están llegando a Colombia. Estas son otras evidencias de las experiencias crecientes en todo el mundo que transforman radicalmente los procesos de aprendizaje y escolarización obligatoria. Se requiere que las universidades de alto rendimiento dejen de ocultar sus profundas crisis para que se puedan iniciar procesos de verdadero cambio. Universidades de “elite” académica, públicas y privadas, tienen ya iniciativas transformadoras preliminares exitosas que buscan replicar en diferentes grados a esas universidades “revolucionarias”. Es necesario entonces que las instancias de dirección de estas Instituciones educativas den a estos proyectos el apoyo que requieren para avanzar.

Los siguientes vínculos para continuar la indagación sobre estas universidades

S 42 https://www.42.fr/

Unitierra Oaxaca http://unitierraoax.org/