Luego de trabajar con algunas entidades del Estado encargadas de la formulación del Plan tales como el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Ministerio de Educación (MEN), en el marco del proceso de incidencia que ha venido adelantando la Fundación para acompañar y aportar a la construcción del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, y particularmente en el marco de la alianza con Niñez YA, hemos avanzado en diálogos con el  Congreso de la República.

Gracias a la participación en la Mesa de Educación Rural, y como producto de la alianza Niñez YA, ambos escenarios de los cuales la Fundación Empresarios por la Educación hace parte, hemos identificado 4 artículos con los que buscamos aportar al Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022:

Armonizarse con el Plan Nacional Decenal de Educación 2016 – 2026. El primero tiene que ver con proponer que el presente Plan Nacional incluya y tenga como referente los díez desafíos del Plan Nacional Decenal de Educación (PNDE 2016 – 2026), de tal manera que el Ministerio de Educación establezca metas a 2022 que pueda reportar en clave de avance y de manera articulada con la Comisión Gestora del Plan Nacional Decenal de Educación.

Los siguientes dos artículos que proponemos desde la Fundación, a través de la alianza, tienen que ver con implementar dos políticas públicas claves para mejorar la calidad y el acceso a la educación básica y media:

Política de educación rural en la que se especifique cómo se va a financiar dicha política y cómo aprovechar los recursos de las demás entidades nacionales que tienen responsabilidades y recursos para aportar a la educación rural.

Política de formación para directivos y docentes. Creemos que esta política permitirá enmarcar programas como el centro de liderazgo que pretenden formar en los próximos 4 años a 10.000 directivos, y otras estrategias nacionales y locales que se implementan como iniciativas en términos de formación pero que requieren organizarse y armonizarse.

Financiación de la infraestructura educativa rural.  Aquí proponemos expresamente que dentro del fondo de financiamiento de la infraestructura educativa se especifique la manera cómo con este fondo se podrá financiar la infraestructura en educación rural.

Adicional a estos artículos proponemos adicionar más metas para la educación rural.

Esperamos que estos y los demás articulados propuestos por la alianza Niñez YA sean parte de los debates que iniciaron en el Congreso de la República.